Beauty

Mi experiencia con el “Tratamiento Mixto” de Clínica de Medicina Estética Le Ciel*

Tengo celulitis. Tengo harta celulitis.

Así vamos a partir este post. Porque la realidad es que siempre he tenido celulitis (casi desde pre-adolescente) y en general nunca me había preocupado del tema. No es que me parezca nada de linda, pero tampoco pensaba que era un tema que tuviera alguna cercanía de solución/mejora. Así que cuando me contactaron de la Clínica Le Ciel y me ofrecieron probar su “Tratamiento Mixto” pensé que esto si que era algo que habría que probar: mi escepticismo inicial era grande. Pero ya estoy casi terminando mi tratamiento y acá les cuento toda mi experiencia.

La Clínica de Medicina Estética Le Ciel tiene diversas sucursal y entrega distintos tratamientos. Tiene el calificativo de Clínica ya que allí trabajan médicos, enfermeras, cosmetóloga,  kinesiólogos y esteticistas. Depende de cada procedimiento, quien te atenderá. En este caso, los “Tratamientos mixtos” son realizados por esteticistas.

¿Pero qué es eso de Tratamiento Mixto?: Es una Combinación de aparatologías que se utilizan según el objetivo que se desea alcanzar y está indicado para hombres y mujeres. Puede ser en las piernas o en el abdomen y algunas de las técnicas que pueden utilizar durante lo que dure tu tratamiento (son 10 sesiones, donde lo recomendable es hacer 2 a 3 sesiones por semana): Manta térmica, masaje reductor, drenaje linfático, ultrasonido, ondas rusas, electroporación y yesoterapia. ¿Y qué se busca lograr con estas técnicas?:  Una acción circulatoria aumentando la vascularización y mejorando la oxigenación de los tejidos y los sistemas venoso y linfático además de una acción sobre la grasa localizada, movilizandola y logrando incrementar la lipólisis (destrucción de la grasa).

En este caso yo elegí mis piernas por lo que les mencionaba arriba: tengo mucha celulitis en esa zona. Así que me parecía un gran desafío. Iba clarísima que, obviamente, no iba a deshacerme de todo el problema en este tratamiento y eso fue de las primeras cosas que me mencionaron al evaluarme. También me preguntaron cuál era mi principal interés, a lo que respondí que me interesaba mejorar la textura de mi piel, que se sintiera más pareja y se notaran menos estos “hoyitos” que se hacen en la piel con celulitis.

Tuve la suerte que fui atendida por las 3 esteticistas que trabajan estos tratamientos en el centro: Katerine, Tamara y Ximena. Todas me orientaron mucho en el proceso, te van explicando muy bien el proceso y que buscan con cada sesión. La verdad las 3 son un amor y me sentí absolutamente en confianza con ellas (miren que al final uno está ahí semi desnudo, así que es importante sentirse cómodo).

Una cosa importante a tener clara es que si bien hay un set de técnicas, no necesariamente usaran TODAS en ti ya que hay que adecuarse a cada paciente. Por ejemplo, yo tuve mucha ultracavitación y masajes drenantes ya que la idea era disolver la mayor cantidad de grasa posible y mejorar la circulación del área. De momento, no hace falta pensar en mejorar la tonicidad de mi piel, porque eso sería más adelante, cuando ya pierda esa grasa. Por eso, en el caso de alguien que necesita tonificar o sacar menos celulitis usarán otras técnicas.

Una de las salas donde se realiza el tratamiento. Toda el área está siempre un 7 de limpia. También siempre te entregan ropa interior desechable para no manchar la tuya con las distintas crema a utilizar. Además, todas las cremas y lociones que se utilizan están siempre a la vista para que puedas mirar que te aplican (yo siempre preguntaba mucho de cada una de puro curiosa que soy!)

Pero vamos al asunto mismo ¿Cómo ha sido la experiencia?: Lo primero que puedo decirles es que me encanta el aseo del lugar y el profesionalismo de todo. Sé que podrá sonar muy básico, pero para mi es vital que el lugar te dé confianza y siempre me sentí muy cómoda en Le Ciel.

Lo segundo es que siempre me sentí muy ayudada y acompañada por las esteticistas, ellas siempre se preocupan de ir chequeando como va tu dieta, si estás haciendo ejercicio (hay que ayudarse! el tratamiento siempre tendrá mejores resultados si ponemos esos 2 extras) y además cada ciertas sesiones te van pesando y midiendo las zonas en tratamientos. Porque sí, la primera sesión te sacan muchas fotos y miden desde la rodilla hasta la cadera para que así con datos certeros puedas ver las mejoras.

Sobre cada sesión, hay una cosa importante que debo decir: Hay que tener claro que los masajes duelen, especialmente al principio y especialmente si tienes mucha grasita. Mientras más pasan las sesiones, duele menos. Entre que te acostumbras y que cada vez tienes menos grasa, por lo que va doliendo cada vez menos. Al principio me salieron moretones, pero es algo que puede pasar y especialmente si tienen piel delicada, como quien escribe.

Fuera de eso, el resto fue puro disfrute. El poder darte una hora, hora y algo, de tu día en algo que estás haciendo para tu beneficio y cuidado es una sensación maravillosa. Debo decir que los masajes hasta me ayudaron a mejorar mis dolores de piernas debido a un problema de varices que me detectaron este año. Y bueno, como ya les decía el trato con las esteticistas fue siempre un 7: amables, simpáticas y conocedoras del tema. Siempre que preguntas algo, tienen respuestas y eso se valora.

¿Y los resultados? Aún me queda 1 sesión, esa será la final donde me volverán a medir y a tomar fotos. Pero a mitad del proceso también se hace una evaluación de avance y en eso entonces ya había bajado 4 centímetros por muslo, otro tanto en la cadera, y una cifra algo mayor en las rodillas. Lo bueno es que esto es en el tiempo, no es que vuelvas a subir esos centímetros en la mañana del día siguiente. Si cuidas tu alimentación, no tendrías porqué recuperar esos centímetros.

Obviamente, no se fue toda mi celulitis. Porque era mucha, ya les dije yo que era/soy un caso serio. Pero he notado una mejora significativa en cuánto se nota y cómo se ve más pareja la piel. Está mucho más suave, sin tanta piel de naranja y al tocarme las piernas se sienten más firmes. Ya no toco puras pelotitas de grasa cuando me aprieto la pierna (sí, super atroz pero real). 

¿Entonces vale la pena hacer un tratamiento mixto en Le Ciel? SÍ!!! Y creánme que volveré hacerlo, porque sé que obviamente aún queda mucho trabajo que hacer en mis piernas para seguir mejorando, pero este primer tratamiento me ayudó a bajar bastante la apariencia de la celulitis y además, me ayudó a comprender más sobre la importancia de cuidarnos a nosotras mismas. Es una inversión que sin duda se devuelve con creces, tanto en resultados como en la experiencia misma.

Si quieren conocer más detalles sobre precios, cómo agendar una evaluación, preguntar más detalles del tratamiento pueden hacerlo en contacto@leciel.cl y que pueden conocer mucho más sobre la Clínica en su sitio web ACÁ. Ojo que tienen 6 Clínicas: Providencia, Las Condes, La Dehesa, Los Dominicos, Vitacura y Santiago Centro –yo voy a la de General Holley en Providencia-, así que opciones de encontrarlos hay varias. Inténtelo, les prometo que no se arrepentirán.

Anuncios

Un pensamiento en “Mi experiencia con el “Tratamiento Mixto” de Clínica de Medicina Estética Le Ciel*

¡Espero tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s