LOMO & yo

Hace ya un par de años, las cámaras LOMO son parte de mi vida. Estas análogas de plástico con distintas virtudes y formas, se han colado en un espacio de mi bolso (y de mi corazón, obviamente) haciendome formar parte de los adictos a la ‘lomografía’.

Si bien no soy una seguidora de las ‘reglas lomography’ o de toda esa especie de ‘filosofía’ que rodea a la marca misma, el llevarlas a todos lados y ver sus resultados impredecibles es fascinante. Además tuve la maravillosa experiencia de trabajar el año pasado unos meses en la tienda de Lomography en Chile, para mi, ha sido el mejor trabajo que he vivido! Era genial compartir, conocer y orientar a personas que tenían gustos en común contigo!. Además conocí a chicos y chicas que hoy en día admiro mucho como fotógrafos.

En el lado más directo, y de la ‘posesión’ de camaritas, de momento tengo una Diana F+ (modelo snowcat), Super Sampler y una Holga 135BC, tuve una ColorSplash, pero falleció! (la ruedita de pasar el rollo se estropeó). Y mi sueño, bueno, como de cualquier lomo fan, es tener a una maravillosa LC-A. Mítica cámara que en su original fue el punto de partida de esta marca ahora mundialmente famosa, ahora son réplicas, pero sigue siendo un clásico. Además me gustaría tener el back instantáneo para la Diana (si, así como al estilo Polaroid, tus fotos salen enseguida!)

¿ No sabes bien de que va la lomografía? Te invito a visitar la página de la Embajada en Chile, o en ánimos más internacionales la página que reúne a los ‘lomografos’ de todo el mundo. Y como ellos dicen… the future is analogue!

  

2 comentarios sobre “LOMO & yo

Los comentarios están cerrados.