En la cocina: Pan Pita

Volviendo a los clásicos decidí empezar a hacer más seguido pan para mi pololo. Yo trato de comer menos pan (trato) pero cuando lo hago, intento que sea un pan más saludable. Y finalmente que mejor que hacerlo yo misma. Acá les dejo mi receta que adapté de esta que pillé en la página de Vegetarianos Chile.

PAN PITA
*Ingredientes*

.

- 2 tazas y media de harina sin polvos.
- 2 cucharaditas de levadura en sobre
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 150 ml. de agua tibia
- una pizca de sal
- una pizca de azúcar

.

.

*Preparación*

1. Lo primero es activar la levadura; poner la levadura en el agua tibia con la pizca de azúcar. Revolver y dejar reposar por unos 10 minutos aproximadamente.

2. En un bowl mezclamos la harina cernida, el aceite y la levadura con agua y vamos trabajando con las manos. Lo último que ponemos es la pizca de sal. Está buena cuando no se pega en nuestras manos, si sigue pegándose, pueden espolvorear un poco más de harina.  Cuando ya esté ok, la trabajamos en la mesada por unos 10 minutos más, le damos forma de bolita y la volvemos a dejar en el bowl. Cubrimos todo con film transparente y luego un paño de cocina limpio (la idea es generar calor) y así la dejamos descansar por 40 minutos para que aumente su tamaño.

.

.

3. Transcurrido el tiempo, separamos la masa en pequeñas pelotitas (un poco más grandes que un huevo) y luego con el uslero las aplastamos para obtener la típica imagen de pan pita.

.

.

4. El resultado se pone en la lata del horno (sin nada previo, así llegar e instalar). El horno debe estar a temperatura media y se dejan entre 6 y 8 minutos. ¡Es super rápido así que toca estar atentos!

.

.

¡Y listo! El resultado son usualmente 6 pancitos. Muy ricos y frescos para evitar los panes envasados mal etiquetados y raros. Además no tiene nada de grasa animal así que es bastante sano, siempre que no se los coman todos de una jajaja. Espero que pruebe la receta… ¡Saludos a todos!

En la cocina: Falafel

Esta sección si que estaba botada, lo admito y me castigo cual Espinita tirándose por la ventana (me pregunto si uds. son demasiado jóvenes o si vieron el “Japenning con Ja” alguna vez…). Menos vueltas, hoy vengo a presentarles una super fácil receta. Hace poco comencé a hacer fanática de los shawarmas, todo por culpa de los ricos falafel y de la maravillosa salsa de ajo (si, super poco sexy pero me da igual).

Los falafel son de origen indio pero expandidos en todo el Oriente medio.Son croquetas de garbanzo y/o habas. Hoy les mostraré como hago mi versión ;)

INGREDIENTES:

- 1 Taza de garbanzos pelados.
- 1 cucharada de harina
- Cilantro (a gusto, yo uso harto ^_-)
- Ajos (también a gusto, yo usé 3 dientes)
- Sal
- Curry y otros aliños similares de tu gusto.

.

.

.

.

Si bien no es un ingrediente, es preciso tener una picadora de alimentos o similar ya que esta maquinita mágica facilita infinitamente el proceso.

PREPARACIÓN:

1. Dejar remojando en agua CALIENTE la taza de garbanzos, la idea es que el agua los cubra. Debe ser por varias horas, el ideal en la noche para el otro día, o si son como yo que cocinan en la noche para llevar a la oficina, lo pueden dejar remojando a la hora de almuerzo para cocinarlos en la noche.

2. Colar los garbanzos. Instalar su procesadora o picadora de alimentos. Si son muchos garbanzos van a tener que ir haciendo este proceso en tandas, para la cantidad que puse aquí lo hice en 2 veces. Puse una buena capa de cilantro abajo 1 o 2 dientes de ajo, los garbanzos remojados, 1 cucharada de harina y los aliños, sal y curry (yo ocupé aproximadamente una cucharada). Luego es cosa de apretar el botón y dejar que se mezcle (en esta máquina con unos 5 pulsos ya andas bien). Repetir el mismo proceso si tienen más garbanzos que no cayeron en la primera tanda, luego mezclar todo.

.

.

-

3. Pueden dejar la mezcla enfriar en el refrigerador para que se compacte mejor, con media hora estará bien. Ahora, como yo soy ansiosa llego y los cocino en seguida. Si ven que aún se desarman mucho pueden agregar otra cucharadita de harina y revuelven (tampoco le pongan mucho que sino van a quedar como tiesos y sin gusto a nada).

4. Ahora es el momento de cocinarlos; deben poner un sarten con aceite a calentar. Lo clásico es freírlos sumergidos en aceite. Como yo intento hacerlos un poco más “light” solo pongo una cantidad que les permita cocinarse. Deben formar pelotas o formas similares, yo lo hago con las manos limpias directamente. Si no van sumergirlas en aceite recomiendo aplanar un poco las pelotitas para que se cocinen parejo y más rápido ^_-

.

5. El fuego debe ser medio-bajo ya que igual les toma su tiempo cocinarse (recuerden que el garbanzo no esta cocido, solo remojado) cuando vean que se pone dorado es momento de darlos vuelta para que el otro lado también se dore y terminemos el proceso. Recomiendo tener un plato o recipiente con papel absorbente cerca para ir dejándolos una vez que los saquen y así evitan cualquier exceso de aceite. Salen aproximadamente 10 falafel, pero depende del tamaño que hagan las pelotitas. Usualmente esta receta me sirve para comer cena y para llevarme a la oficina al otro día :)

.

¡Listo! Es hora de comerse sus falafel; pueden acompañarlos de una rica ensalada o hacerlos shawarma dentro de un pan pita con otras verduras. Ideal con salsa de ajo u otra de su gusto ya que son un tanto secos.
Según yo es bastante fácil y sobretodo una manera distinta de consumir legumbres ya que son sanas y llenas de proteínas, no hay que olvidarles en nuestras dietas.

¿Han cocinado falafel? ¿Les gustan? ¡Saludos a todos!

En la cocina: Muffins de plátano veganos

La semana recién pasada fue el cumpleaños de una de mis compañeras de oficina que es vegana, aparte de su regalito quise llevarle algo más que demostrara el cariño y aparte la preocupación de hacer algo especial de acuerdo sus opciones, así que me embarqué, por primera vez, en cocinar muffins sin huevo, ni leche de vaca, ni margarina y acá les cuento como me fue.

INGREDIENTES:
- 1 cajita de leche de soja líquida, o si tienen leche de soja en polvo hagan 1 taza aproxidamente.
- 2 plátanos molidos
- 1/2 taza de azúcar light
- 1/2 taza de aceite
- esencia de naranja (o la que prefieran; vainilla también puede ir bien, por ejemplo)
- 2 tazas y 1/4 de harina CON polvos
- 1 cdta. de polvos de hornear

PREPARACIÓN:

1. Pre calentar el horno a 150-180 grados (temperatura media). Mezclar los plátanos molidos con el azúcar hasta que formen una mezcla homogénea. Unir los ingredientes líquidos; aceite, leche y esencia.

2. Agregar los ingredientes secos: harina y polvos, estos deben cernirse para que quede bien suave. ¡Con este paso ya tenemos nuestra masa lista!

3. Enaceitar los moldes y disponer la mezcla en cada uno. Recordar no llenarlos hasta arriba porque al cocinarse subirán.

4. Llevar al horno medio-alto por 20-25 minutos aproximadamente o hasta que al insertar un cuchillo en el quequito salga seco. Dejar enfriar y desmoldar.

Quedé muy contenta con el resultado, sabían muy rico y la cumpleañera quedó feliz con la sorpresa, no se lo esperaba. Definitivamente, fue una novedosa y buena experiencia.

¿Les tinca esta receta sin huevo?
¡Saludos a todos y espero la intenten en casa!