En la cocina: Pan Pita

Volviendo a los clásicos decidí empezar a hacer más seguido pan para mi pololo. Yo trato de comer menos pan (trato) pero cuando lo hago, intento que sea un pan más saludable. Y finalmente que mejor que hacerlo yo misma. Acá les dejo mi receta que adapté de esta que pillé en la página de Vegetarianos Chile.

PAN PITA
*Ingredientes*

.

- 2 tazas y media de harina sin polvos.
- 2 cucharaditas de levadura en sobre
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 150 ml. de agua tibia
- una pizca de sal
- una pizca de azúcar

.

.

*Preparación*

1. Lo primero es activar la levadura; poner la levadura en el agua tibia con la pizca de azúcar. Revolver y dejar reposar por unos 10 minutos aproximadamente.

2. En un bowl mezclamos la harina cernida, el aceite y la levadura con agua y vamos trabajando con las manos. Lo último que ponemos es la pizca de sal. Está buena cuando no se pega en nuestras manos, si sigue pegándose, pueden espolvorear un poco más de harina.  Cuando ya esté ok, la trabajamos en la mesada por unos 10 minutos más, le damos forma de bolita y la volvemos a dejar en el bowl. Cubrimos todo con film transparente y luego un paño de cocina limpio (la idea es generar calor) y así la dejamos descansar por 40 minutos para que aumente su tamaño.

.

.

3. Transcurrido el tiempo, separamos la masa en pequeñas pelotitas (un poco más grandes que un huevo) y luego con el uslero las aplastamos para obtener la típica imagen de pan pita.

.

.

4. El resultado se pone en la lata del horno (sin nada previo, así llegar e instalar). El horno debe estar a temperatura media y se dejan entre 6 y 8 minutos. ¡Es super rápido así que toca estar atentos!

.

.

¡Y listo! El resultado son usualmente 6 pancitos. Muy ricos y frescos para evitar los panes envasados mal etiquetados y raros. Además no tiene nada de grasa animal así que es bastante sano, siempre que no se los coman todos de una jajaja. Espero que pruebe la receta… ¡Saludos a todos!

En la cocina: Falafel

Esta sección si que estaba botada, lo admito y me castigo cual Espinita tirándose por la ventana (me pregunto si uds. son demasiado jóvenes o si vieron el “Japenning con Ja” alguna vez…). Menos vueltas, hoy vengo a presentarles una super fácil receta. Hace poco comencé a hacer fanática de los shawarmas, todo por culpa de los ricos falafel y de la maravillosa salsa de ajo (si, super poco sexy pero me da igual).

Los falafel son de origen indio pero expandidos en todo el Oriente medio.Son croquetas de garbanzo y/o habas. Hoy les mostraré como hago mi versión ;)

INGREDIENTES:

- 1 Taza de garbanzos pelados.
- 1 cucharada de harina
- Cilantro (a gusto, yo uso harto ^_-)
- Ajos (también a gusto, yo usé 3 dientes)
- Sal
- Curry y otros aliños similares de tu gusto.

.

.

.

.

Si bien no es un ingrediente, es preciso tener una picadora de alimentos o similar ya que esta maquinita mágica facilita infinitamente el proceso.

PREPARACIÓN:

1. Dejar remojando en agua CALIENTE la taza de garbanzos, la idea es que el agua los cubra. Debe ser por varias horas, el ideal en la noche para el otro día, o si son como yo que cocinan en la noche para llevar a la oficina, lo pueden dejar remojando a la hora de almuerzo para cocinarlos en la noche.

2. Colar los garbanzos. Instalar su procesadora o picadora de alimentos. Si son muchos garbanzos van a tener que ir haciendo este proceso en tandas, para la cantidad que puse aquí lo hice en 2 veces. Puse una buena capa de cilantro abajo 1 o 2 dientes de ajo, los garbanzos remojados, 1 cucharada de harina y los aliños, sal y curry (yo ocupé aproximadamente una cucharada). Luego es cosa de apretar el botón y dejar que se mezcle (en esta máquina con unos 5 pulsos ya andas bien). Repetir el mismo proceso si tienen más garbanzos que no cayeron en la primera tanda, luego mezclar todo.

.

.

-

3. Pueden dejar la mezcla enfriar en el refrigerador para que se compacte mejor, con media hora estará bien. Ahora, como yo soy ansiosa llego y los cocino en seguida. Si ven que aún se desarman mucho pueden agregar otra cucharadita de harina y revuelven (tampoco le pongan mucho que sino van a quedar como tiesos y sin gusto a nada).

4. Ahora es el momento de cocinarlos; deben poner un sarten con aceite a calentar. Lo clásico es freírlos sumergidos en aceite. Como yo intento hacerlos un poco más “light” solo pongo una cantidad que les permita cocinarse. Deben formar pelotas o formas similares, yo lo hago con las manos limpias directamente. Si no van sumergirlas en aceite recomiendo aplanar un poco las pelotitas para que se cocinen parejo y más rápido ^_-

.

5. El fuego debe ser medio-bajo ya que igual les toma su tiempo cocinarse (recuerden que el garbanzo no esta cocido, solo remojado) cuando vean que se pone dorado es momento de darlos vuelta para que el otro lado también se dore y terminemos el proceso. Recomiendo tener un plato o recipiente con papel absorbente cerca para ir dejándolos una vez que los saquen y así evitan cualquier exceso de aceite. Salen aproximadamente 10 falafel, pero depende del tamaño que hagan las pelotitas. Usualmente esta receta me sirve para comer cena y para llevarme a la oficina al otro día :)

.

¡Listo! Es hora de comerse sus falafel; pueden acompañarlos de una rica ensalada o hacerlos shawarma dentro de un pan pita con otras verduras. Ideal con salsa de ajo u otra de su gusto ya que son un tanto secos.
Según yo es bastante fácil y sobretodo una manera distinta de consumir legumbres ya que son sanas y llenas de proteínas, no hay que olvidarles en nuestras dietas.

¿Han cocinado falafel? ¿Les gustan? ¡Saludos a todos!

En la cocina: Muffins de plátano veganos

La semana recién pasada fue el cumpleaños de una de mis compañeras de oficina que es vegana, aparte de su regalito quise llevarle algo más que demostrara el cariño y aparte la preocupación de hacer algo especial de acuerdo sus opciones, así que me embarqué, por primera vez, en cocinar muffins sin huevo, ni leche de vaca, ni margarina y acá les cuento como me fue.

INGREDIENTES:
- 1 cajita de leche de soja líquida, o si tienen leche de soja en polvo hagan 1 taza aproxidamente.
- 2 plátanos molidos
- 1/2 taza de azúcar light
- 1/2 taza de aceite
- esencia de naranja (o la que prefieran; vainilla también puede ir bien, por ejemplo)
- 2 tazas y 1/4 de harina CON polvos
- 1 cdta. de polvos de hornear

PREPARACIÓN:

1. Pre calentar el horno a 150-180 grados (temperatura media). Mezclar los plátanos molidos con el azúcar hasta que formen una mezcla homogénea. Unir los ingredientes líquidos; aceite, leche y esencia.

2. Agregar los ingredientes secos: harina y polvos, estos deben cernirse para que quede bien suave. ¡Con este paso ya tenemos nuestra masa lista!

3. Enaceitar los moldes y disponer la mezcla en cada uno. Recordar no llenarlos hasta arriba porque al cocinarse subirán.

4. Llevar al horno medio-alto por 20-25 minutos aproximadamente o hasta que al insertar un cuchillo en el quequito salga seco. Dejar enfriar y desmoldar.

Quedé muy contenta con el resultado, sabían muy rico y la cumpleañera quedó feliz con la sorpresa, no se lo esperaba. Definitivamente, fue una novedosa y buena experiencia.

¿Les tinca esta receta sin huevo?
¡Saludos a todos y espero la intenten en casa!

En la Cocina: Tarta de Espárragos y Papas

Esta receta la vi en uno de mis programas favoritos, “Jamie at Home” de Fox Life (me sumo a la fanaticada de Jamie Oliver, lo encuentro total) me gustó muchísimo porque tiene una de mis verduras favoritas: los espárragos. Es demasiado sabrosa y queda muy bonita, además, les agrego que sirve para vegetarianos ;)

 

*TARTA DE ESPÁRRAGOS Y PAPAS*

INGREDIENTES:

- 4 papas grandes ( una o dos más si son más pequeñas)
- 2 “tapas” de masa filo (de las que compran hechas en el supermercado, yo compré las marca Jumbo)
- 1 atado de espárragos (hay que cortarles las partes más duras del final)
- 100 gr. de margarina derretida
- 200 gr. de queso recién rallado
- 3 huevos
- 1 tarro de crema
- Rayadura de nuez moscada, sal de mar y pimienta.

PREPARACIÓN:

1. Poner a cocer las papas cortadas y peladas en agua hirviendo con sal de mar, esto durante 20-30 minutos aproximadamente.

2. Mientras debes blanquear los espárragos, se ponen a cocer en agua con sal de mar durante 4-5 minutos solamente. Colar y reservar.

3. Precalentar el horno a 190º, poner las tapas de masa filo en un monte desmontable, la idea es usar más de una y sobreponerlas para poder crear “orillas” con lo sobrante, se van uniendo y cubriendo con la margarina derretida, pueden usar una brocha de repostería para esto. Tapar con un paño de cocina limpio y reservar.

4. Moler las papas ya cocidas, mezclar con el queso. En otro bowl mezclar los huevos con la crema, ahora unirlo a las papas con el queso y agregar la nuez moscada, sal y pimienta. Mezclar bien.

5. Disponer la mezcla dentro del molde con masa filo, cuando ya esta relleno doblar las orillas de la masa, creando bordes. Ahora poner los espárragos encima alternando una cola y una punta para que quede más decorativo. Pasar la brocha con margarina derretida por encima de toda la tarta.

6. Llevar al horno durante 20-30 minutos o hasta que esté dorado. Es importante que durante los últimos 10 minutos cambiar la dirección del calor del horno solo desde abajo ya que a la masa filo le cuesta un tanto cocinarse por debajo con la humedad.
7. Dejar reposar durante unos 10 minutos antes de servir -¡dentro del horno para que no se enfríe!- así al cortarlo no se desparrama y la presentación es más profesional.

A mi me encantó, además es bien contundente, se los recomiendo para un almuerzo de fin de semana ;). ¡Saludos a todos y espero que estén probando las recetas!

En la cocina: Panini de fin de semana

En un post algo antiguo les conté que me gustaban los panini del café Moss Eisley, pero como a mi me gusta darle mi toque a las recetas e inspirada en esas pruebas decidí intentarlo en casa un viernes por la noche para ver películas con mi novio y bueno, fue todo un éxito y eso que no tenía una sanguchera adecuada, siempre se puede probar de otro modo ¡acá les cuento mi versión!

INGREDIENTES PARA 4 PANINIS:

- 1 bolsa de panes panini  de Castaño (la verdad son los únicos que pillé, claro que pueden probar con otra marca)
- 6 láminas de queso (aproximadamente o a gusto personal)
- 4 láminas de jamón, nosotros compramos uno Llanquihue porque encontramos rico todo lo de esa marca, pero elijan el que más les guste.
- 1 tomate cortado en rodajas delgadas
- Aceite de palta o de oliva
- Orégano y merkén
- Hojas de albahaca fresca

PREPARACIÓN:

1. Pongar a calentar su horno, si les parece más cómodo o si tienen, también podrían hacerlos en un horno eléctrico pero también deben precalentarlo. Yo puse el horno grande a 150 grados quemando por arriba y abajo.

2. Abrir los panes con cuidado, son bien delgados, así que ojo que ustedes no quieren cortarse ni desarmar el pan. En un bol o pote pequeño pongan aceite de palta y agreguen orégano, yo usé de este tipo pero queda igualmente rico con aceite oliva, esto lo mezclan y lo usan para humectar son panes, para que sean la “mantequilla” de nuestros paninis. Yo tengo una brocha especial para esto, pero pueden hacerlo igualmente con una cucharita, la cosa es que esto permitirá que el pan no quede seco.

3. Pongan 2 tomates sobre la base ya con aceite, luego el queso, el jamón, espolvoreen merkén y luego yo puse hojas de albahaca. Esto no fue TAN bueno, creo que lo mejor es ponerlas después del proceso de horneo para que el sabor exquisito de esta hierba no se pierda y se sienta fresco.

4. Tapa el panini con la tapa y póngalos al horno. El tiempo depende de los hornos, pero cuando el queso ya esté derretido es buen momento para sacarlos ;)

Resultado final, la cámara no ayudó mucho ;(

Ahora tienen unos exquisitos paninis para compartir con amigos, o como nosotros ese día, darse un gusto y comer 2 cada uno… y si van con una cerveza helada, ¡mejor aún!